Por José Beato /
Boca Chica.- El secuestro de un niño de cuatro años de edad, hijo de un sargento de la Policía, ha tenido esta noche un trágico final con la muerte a balazos de uno de los presuntos secuestradores, de un agente de la PN y heridas de balas a otro sospechoso, que se presume policía,  ha logrado escapar y es buscado por la fuerza policial, mientras que u cuarto fue arrestado.

Más artículos...