Campaña electoral y ciudadanía ética, valores y candidat@s

Opiniones
Typography

Por Leonte Reino Mieses
El martes 2 de febrero, recién pasado, la Junta Central Electoral (JCE) diò inicio oficial a una campaña electoral que lleva más de tres años desarrollándose . Para nosotros, en términos reales, lo que se está oficializando es el inicio de una guerra mediática que tiene como armamentos las encuestas y su manipulación por los distintos grupos de poder que se disputan, en este proceso, el control de la Administración Publica, los gobiernos locales, el congreso y por vía de consecuencia, hasta la administración de justicia.


¿QUÉ ES Y QUE DEBERIA SER UNA CAMPAÑA ELECTORAL EN NUESTRO PAIS?

Tradicionalmente una campaña electoral dominicana es percibida por el electorado y la ciudadanía consciente como un ruidoso desorden organizado y dirigido para aturdir los sentidos y la consciencia ciudadana 2que embriagada de fanatismo o temor acude a depositar el voto, y con ello a delegar el poder en quienes asumirán la Administración Pública, municipal o congresual para enriquecerse.


Somos parte de los que creen que una campaña electoral ha de producirse y desarrollarse atendiendo a las siguientes fases:

1ra.- Planificación; 2da.- Organización y estructuración de Equipos; 3ra.- Investigación de los asuntos y problemáticas que afectan a la ciudadanía y formulación de propuestas de solución; 4ta.-Puesta en práctica de un proceso efectivo de comunicación persuasiva tendente a que el electorado conozca al candidato o candidata, sus perfiles, su trayectoria y haga suya las propuestas; 5to.- Realizar actividades orientadas reforzar o cambiar las preferencias electorales de la ciudadanía y para convencer sobre la importancia de votar por el candidato o candidata que se presenta.

VEA ADEMAS: Rechazo y rebelión en el PLD

ETICA Y VALORES QUE GUIAN A L@S ACTUALES CONGRESISTAS

La vida y la práctica social de l@s ciudadan@s en ejercicio político nos dicen mucho más que sus palabras orales o escritas. ¿Qué nos dice nuestra constitución y el reglamento aplicable a l@s congresistas? y ¿Cuál ha sido la guía que ha orientado su desempeño?

La constitución dominicana establece en sus artículos 2 y 4 respectivamente lo siguiente:

¨Artículo 2.- Soberanía popular. La soberanía reside exclusivamente en el pueblo, de quien emanan todos los poderes, los cuales ejerce por medio de sus representantes o en forma directa, en los términos que establecen esta Constitución y las leyes. Artículo 4.- Gobierno de la Nación y separación de poderes. El gobierno de la Nación es esencialmente civil, republicano, democrático y representativo. Se divide en Poder Legislativo, Poder Ejecutivo y Poder Judicial. Estos tres poderes son independientes en el ejercicio de sus respectivas funciones. Sus encargados son responsables y no pueden delegar sus atribuciones, las cuales son únicamente las determinadas por esta Constitución y las leyes.¨

 Y más adelante, sobre las atribuciones del congreso establece, en su artículo 93 que: ¨ El Congreso Nacional legisla y fiscaliza en representación del pueblo, le corresponden en consecuencia:

1) Atribuciones generales en materia legislativa:

VEA ADEMAS: Ve al PLD "desgarrado" por un fenómeno interno en SDE

a) Establecer los impuestos, tributos o contribuciones generales y determinar el modo de su recaudación e inversión; b) Conocer de las observaciones que el Poder Ejecutivo haga a las leyes; c) Disponer todo lo concerniente a la conservación de monumentos y al patrimonio histórico, cultural y artístico; d) Crear, modificar o suprimir regiones, provincias, municipios, distritos municipales, secciones y parajes y determinar todo lo concerniente a sus límites y organización, por el procedimiento regulado en esta Constitución y previo estudio que demuestre la conveniencia política, social y económica justificativa de la modificación….

2) Atribuciones en materia de fiscalización y control:

a) Aprobar o rechazar el estado de recaudación e inversión de las rentas que debe presentarle el Poder Ejecutivo durante la primera legislatura ordinaria de cada año, tomando como base el informe de la Cámara de Cuentas; b) Velar por la conservación y fructificación de los bienes nacionales en beneficio de la sociedad y aprobar o rechazar la enajenación de los bienes de dominio privado de la Nación, excepto lo que dispone el artículo 128, numeral 2, literal d); c) Citar a ministros, viceministros, directores o administradores de organismos autónomos y descentralizados del Estado ante las comisiones permanentes del Congreso, para edificarlas sobre la ejecución presupuestaria y los actos de su administración; d) Examinar anualmente todos los actos del Poder Ejecutivo y aprobarlos, si son ajustados a la Constitución y a las leyes; e) Nombrar comisiones permanentes y especiales, a instancia de sus miembros, para que investiguen cualquier asunto que resulte de interés público, y rindan el informe correspondiente; f) Supervisar todas las políticas públicas que implemente el gobierno y sus instituciones autónomas y descentralizadas, sin importar su naturaleza y alcance¨.

Como bien lo establece nuestra constitución a nuestr@s legisladores y legisladoras (Diputad@s, Senadores y Senadoras) les corresponden:

1ro. Representar, pero ¿A quién han representado? Sencillamente se han representado asímism@s, a las élites partidarias que les sirven y por vía de consecuencia a grupos de intereses;

2do.- Legislar, pero cabe preguntarse ¿Han legislado, llevado o apoyado iniciativas teniendo en cuenta el interés nacional?

3ro.- Fiscalizar, ¿Conoce alguien de alguna iniciativa de algún legislador o legisladora de la circunscripción No. 3 de Santo Domingo Este que haya tomado iniciativas para la supervisión del uso de los recursos y bienes públicos? ¿Cuál Diputad@, Senador o Senadora ha presentado algún proyecto de ley que tienda a redistribuir con equidad las riquezas del pueblo dominicano?

 ¿CUAL ES LA ETICA Y LOS VALORES QUE HAN ORIENTADO EL DESEMPEÑO DE NUESTROS LEGISLADORES Y CUAL DEBE SER LA QUE GUIE A L@S QUE HABRAN DE SUSTITUIRL@S?

En l@s Diputad@s de nuestra circunscripción No.3 de Santo Domingo Este y en la mayoría de l@s legisladores del país se ha encarnado lo que algunos estudiosos, según Carlos Dore Cabral, han llamado ¨neo-individualismo, cuyo eje central es el egoísmo,( primero yo y después yo), donde lo que se exalta es la felicidad de cada cual, el éxito, el dinero,…¨ . A Ell@s l@s mueven valores que tienen que ver no con el deber sino con el placer, tales como el ego, la felicidad y el bienestar individual. Ell@s apuestan a la dicha, al éxito, los derechos individuales y no a los deberes. Definitivamente han ido a sus respectivas curules para enriquecerse y ser sord@s, cieg@s y mud@s frente a la desgarrante imagen y el grito desesperado de la pobreza de los segmentos poblacionales que les dieron la oportunidad de representarles.

Pero no todo está perdido. Muchos hombres y mujeres decentes, con propósitos colectivos, con valores que parten de la ética del deber y tienen como fundamento la disciplina, la austeridad, el sacrificio, el amor al prójimo, la consagración a unas metas tendentes al bienestar común están presentes como alternativas en este proceso.

La ciudadanía tiene un reto: escoger a los y las que reiteradamente incumplen las atribuciones que les confiere la constitución y las leyes, a los que aparecen cada cuatro años para luego desaparecer sin importarles sus necesidades, sus expectativas y esperanzas o escoger a quienes con una buena hoja de servicio al pueblo dominicano estamos determinad@s a respetar y hacer respetar la constitución, las leyes y contribuir con la mejora de la calidad de su vida, reconstruir la confianza y la esperanza.

Este es el momento de actuar. Es posible y está a nuestro alcance.