Llama a "olvidar el pasado" en medio incertidumbre en PLD

Opiniones
Typography

Por Jacobo Colón
Visitando una tienda de Santo Domingo Este como andaba identificado con una gorra de un pre candidato del Partido de la Liberación Dominicana, un señor de unos 70 años de edad se  acercó y con una cara de preocupación inenarrable, nos pregunto:

¿Qué sucederá con nuestro partido?

¿Usted cree que nos vamos a dividir?

Luego de darle las explicaciones que entendía correctas pude reflexionar sobre la inquietud,  la agonía, la desesperanza y verdadera preocupación de este compañero y la de muchos peledeistas.

En este señor no vimos la intranquilidad del funcionario que está nervioso por temor a perder su Ministerio, tampoco al director de alguna entidad estatal que sufre porque sus grandes ingresos terminarán.

Ni siquiera al empleado medio o pequeño que está pensando en que tendrá que buscar otro empleo en el sector privado.

Nooooo; palpamos la genuina preocupación de alguien que ama a su partido, el rostro arrugado de una persona que lo ha entregado todo por amor al PLD.

En este señor vimos reflejado el sentir de más de dos millones de dominicanos que anhelaban la unidad de una institución en la cual muchos han depositado toda la vida,

VEA TAMBIEN: Arranca abiertamente en el Congreso Nacional la alianza PRD-PLD


Algunos dicen que el precio a pagar por la unidad del PLD es muy caro, otros aducen que todas las reelecciones cuando hay que modificar la constitución traen grandes heridas muy difíciles de curar

Si los acontecimientos en el Partido de la Liberación Dominicana para presentar al presidente de la Republica como candidato a la presidencia modificando una constitución que de manera textual la prohibía es positivo o negativo será cosa que le tocara a la historia juzgarlo.

Todos los hechos humanos tienden a aclararse con el transcurrir del tiempo, cada cosa es puesta en su lugar a través de los años.

Lo positivo o negativo de las acciones de los hombres son puestas al desnudo cuando son analizadas con la cabeza fría y los resultados posteriores indican si fue para beneficio o perjuicio del país.

No somos pitonisa para predecir como la historia juzgará estos hechos ni a los promotores de estas acciones que pusieron en peligro la unidad del Partido de la Liberación Dominicana y llenaron de incertidumbre a muchos de sus miembros.

Muchos patriotas en su momento fueron declarados traidores y algunos traidores en siglos pasados fueron valorados por la población como patriota.

El tiempo es el encargado de poner cada cosa en su justo lugar.

 

VEA TAMBIEN: Vergüenza y miedo comienzan a hacer presa de viejos peledeístas



Si el Presidente Danilo Medina actuó pensando en que era beneficioso para el país modificar la constitución para establecer el sistema Americano o si por el contrario solo utilizó estos argumentos buscando permanecer más tiempo manejando el estado por una ambición personal será develado en apenas unos años.

El tiempo es el encargado de poner cada cosa en su justo lugar.

De las crisis y los momentos de angustias y pesar se pueden sacar experiencias positivas.

Ya conocemos quiénes son firmes, perseverantes y fieles; también cuáles son timoratos, quienes se venden y quienes se tuercen cuando son tentados.

Sabemos quienes traicionan y hasta qué son capaces de hacer muchos compañeros para garantizarse una función pública.

Ahora ya nos conocemos todos, no habrán vencidos ni vencedores; pero ya nos conocemos todos.

Tenemos que seguir adelante, algunos con pañuelos puestos en la nariz, otros lo harán con la cabeza metida en algún sombrero para evitar ser descubiertos, muchos se ausentarán hasta que este proceso transcurra.

Pero debemos seguir adelante, no podemos dar marcha atrás, muchas cosas se han logrado en los gobiernos del PLD y no podemos permitir que volvamos a caminar en reversa.

Debemos seguir adelante, por nuestros hijos, por nuestro país, por el futuro de la patria, por el Partido de Juan Bosch.

No debemos ni podemos dejar que nos arrebaten el poder, debemos unirnos para el 2016, a pesar de los pesares,  hay que seguir adelante.

Es hora de guardar las asperezas, olvidar el pasado reciente, caminar hacia el futuro, con Danilo Medina o con Leonel Fernández, quien camina es el PLD.