Danilo Mesa intrépido y aclamado en el barrio que lo vio nacer

Partidos SDE
Typography

Por Robert Vargas /
Danilo Mesa es un tipo intrépido, atrevido y valiente. 
Lo es tanto que el pasado fin de semana se atrevió a acometer una tarea que pocos pre candidatos a regidores tienen la osadía de realizar: hacer un mano a mano con una poderosa fuerza de convocatoria en el barrio que lo vio nacer y crecer.

Como me dijo un amigo: "Danilo Mesa es un profeta en su barrio".

Aquello no parecía que se tratara de un pre candidato a regidor; al contrario, daba la sensación de que era un aspirante a diputado.

No recuerdo haber visto una actividad similar de algún aspirante a candidato a regidor.

Para lograr lo que él logró es necesario tener "buenos timbales", o "muy buenos ovarios".

Con su manifestación, el "grandulón" de Los Mina Viejo ha colocado el balón en la cancha de sus adversarios, quienes están obligados  a hacer cada uno al menos una manifestación igual o superior en cantidad de personas y en calidad de los presentes.

No hay términos medios.

No se trata de distribuir unas tarjetitas y hacer bulto en las redes sociales.

De lo que se trata es de demostrar que se posee capacidad de convocatoria y de que se tiene el control de estructuras de gente que llevan gentes a votar.

El "grandulón", al menos en el barrio que lo vio nacer y crecer, tiene un arraigo incuestionable.

Había que ver cómo lo recibían jóvenes y adultos; mujeres y hombres.

Lo sentían ser uno de los suyos.

"El muchacho del barrio".

El mismo que juega baloncesto, voleibol; que baila en la esquina.

El mismo tipo que visita al enfermo y a la enferma en su lecho.

El mismo individuo que es juguetón con todos y todas y que hasta sirve de animador en el "palo encebao".

La gente de allí lo vio crecer, sin caer en los vicios.

Por eso lo quieren de uno y de otro partido, incluso, por su forma de ser tiene familias "divididas" porque, aunque son de partidos adversos, lo aprecian y lo quieren de regidor y estan dispuestos a ayudarle a ganar.

E sábado inició su recorrido allá, en "el murito" de Los Mina Viejo, al lado de la escuela Elvira de Mendoza.

Se trató de un arranque espectacular con la gente vitoréandole y los vecinos recibiéndole.

Fue la primera manifestación callejera que él organizó para él mismo y donde no tenía el control de todo.

Su esposa, con su permanente, radiante y hermosa sonrisa y su cuerpazo dueña de ella misma, le aportaba a su trabajo proselitista.

Su simpatía era contagiosa. Ella le ayuda.

Todos están integrados.

A todo esto se le agrega el respaldo que le da su amigo de infancia y socio empresarial Luis Alberto Tejeda, quien aspira ser nominado a diputado.

Juntos forman una mutual poderosa.

Gozan de popularidad y tienen un profundo arraigo.

Se trata de la nueva generación de peledeístas. Pragmáticos. Que atraén gente de fuera y de dentro.

Están en pelea.

En el caso del "grandulón", luce ser una pieza difícil de derribar en el ajedréz político de la Circunscripción 2 de SDE.

Las fotos de Cinthia Polanco y el siguiente vídeo le ayudarán a conocer mejor lo que sucedió en el recorrido de Danilo Mesa en su barrio.